01AYUNTAMIENTO-2
Ayuntamiento de San Francisco de Macoris

Sr: Alcalde municipal de San Francisco de Macorís, Antonio Díaz Paulino (Alex)

La base fundamental de un buen gerente es la medida de la eficiencia y la eficacia que éste tenga para lograr las metas del ayuntamiento. Es la capacidad que tiene de reducir al mínimo los recursos usados para alcanzar los objetivos del ayuntamiento, hacer las cosas bien y la capacidad para determinar los objetivos apropiados, hacer lo que se debe hacer.

Sr: Alcalde cabe decir, que ningún grado de eficiencia puede compensar la falta de eficacia, de manera tal que, un gerente ineficaz no puede alcanzar las metas de un ayuntamiento, la eficacia es la clave del éxito de un ayuntamiento. Pero el ser gerente no sólo es dirigir actividades, ser gerente también implica ser un buen líder, es saber el proceso de cómo penetrar en esas actividades que realizan los trabajadores del ayuntamiento con el cual se trabaja.

El gerente para poder lograr sus objetivos debe saber cómo usar las diferentes formas del poder para influir en la conducta de sus trabajadores, en distintas formas, sin olvidar que es lo que se quiere lograr y hacia donde va.

Entonces señor alcalde, gerencial y liderar son elementos que se deben combinar para el logro de su fin común, que permiten el aprendizaje de diferentes técnicas que permitan a la persona tener su desarrollo personal indispensable para que todos entiendan formas de cooperación con eficacia y eficiencia para obtener el éxito común.

Sr: Alcalde, la gerencia es un cargo que ocupa el director de una empresa lo cual tiene dentro de sus múltiples funciones, representar a la sociedad frente a terceros y coordinar todos los recursos a través del proceso de planeación, organización dirección y control a fin de lograr objetivos establecidos.

Sr: Alcalde, dos de los más grandes en gerencia como lo es Henry Sisk y Mario Sverdlik expresan que:

El término gerencia es difícil de definir: significa cosas diferentes para personas diferentes. Algunos lo identifican con funciones realizadas por empresarios, gerentes o supervisores, otros lo refieren a un grupo particular de personas. Para los trabajadores; gerencia es sinónimo del ejercicio de autoridad sobre sus vidas de trabajo…

De allí que, en muchos casos la gerencia cumple diversas funciones porque la persona que desempeña el rol gerencial tiene que desenvolverse como administrador, supervisor etc. De allí la dificultad de establecer una definición concreta de ese término.

Sr: Alcalde, Según Henri Fayol la gerencia consiste en “Conducir la empresa hacia su objeto tratando de sacar el mejor partido de todos los recursos de que dispone”

Sr: Alcalde la gerencia se divide en tres renglones fundamentales que son:

La Gerencia Patrimonial

Este tipo de gerencia es aquella que, en la propiedad, los puestos principales de formulación de principios de acción y una proporción significativa de otros cargos superiores de la jerarquía son retenidos por miembros de una familia extensa.

La Gerencia Política

La gerencia política es menos común y al igual que la dirección patrimonial, sus posibilidades de supervivencia son débiles en las sociedades industrializadas modernas, ella existe cuando la propiedad, en altos cargos decisivos y los puestos administrativos claves están asignados sobre la base de la afiliación y de las lealtades políticas.

La Gerencia por Objetivos

La gerencia por objetivos se define como el punto final o meta hacia el cual la gerencia dirige sus esfuerzos. El establecimiento de un objetivo es en efecto, la determinación de un propósito, y cuando se aplica a una organización empresarial, se convierte en el establecimiento de la razón de su existencia.

En un ayuntamiento siempre se da la necesidad de una buena gerencia y para ello se nos hace necesario la formulación de dos tipos de preguntas claves tales como ¿por qué y cuándo la gerencia es necesaria? La respuesta a esta pregunta define, en parte, un aspecto de la naturaleza de la gerencia: La gerencia es responsable del éxito o el fracaso de un ayuntamiento. La afirmación de que la gerencia es responsable del éxito o el fracaso de un ayuntamiento nos dice por qué necesitamos una gerencia, pero no nos indica cuándo ella es requerida. Siempre que algunos individuos formen un grupo, el cual, por definición, consiste de más de una persona, y tal grupo tiene un objetivo, se hace necesario, para el grupo, trabajar unidos a fin de lograr dicho objetivo, donde este ayuntamiento no lo hay.

Los integrantes de un ayuntamiento deben subordinar, hasta cierto punto, sus deseos individuales para alcanzar las metas del ayuntamiento, y la gerencia debe proveer liderato, dirección y coordinación de esfuerzos para la acción del ayuntamiento.

De esta manera, señor alcalde la cuestión cuándo se contesta al establecer que la gerencia es requerida siempre que haya un grupo de individuos con objetivos determinados.

A su vez señor alcalde, los objetivos de un ayuntamiento son los planes respectivos que permiten su realización, ejercen una influencia directa sobre las características y la estructura del ayuntamiento.

Un ayuntamiento cuyo objetivo es proveer servicio y limpieza al público, necesita un ayuntamiento completamente diferente de la de una firma cuyo objetivo es transportar gas natural por medio de un gasoducto.

Sr: Alcalde, la gerencia envuelve los conceptos de motivación, liderato, guía, estímulo y actuación. A pesar de que cada uno de estos términos tiene una connotación diferente, todos ellos indican claramente que esta función gerencial tiene que ver con los factores humanos de un ayuntamiento. Es como resultado de los esfuerzos de cada miembro de un ayuntamiento que ésta lograr cumplir sus propósitos de ahí que dirigir un ayuntamiento de manera que se alcancen sus objetivos en la forma más óptima posible, es una función fundamental del proceso gerencial.

Sr: Alcalde, Administrar un ayuntamiento sin objetivos predeterminados es tan frustrante y sin sentido como navegar un navío sin destino. Para la gerencia no hay dirección para sus esfuerzos o efectiva coordinación de los recursos, ni tampoco puede haber la necesaria dirección y efectiva coordinación hasta que no se cuente con una meta o propósito establecido.

Así, un objetivo puede ser definido como el punto final o meta hacia el cual la gerencia dirige sus esfuerzos. El establecimiento de un objetivo es, en efecto, la determinación de un propósito, y cuando se aplica a los trabajadores de un ayuntamiento, se convierte en el establecimiento de la razón de su existencia.

Para lograr el máximo de efectividad de su fijación de objetivos, un alcalde debe determinar antes de iniciar el proceso gerencial, de plantear, organizar, dirigir y controlar. El fijar un objetivo puede requerir intensa investigación, pero ello no lo hace parte del proceso de planeamiento. La función de planear se realiza conjuntamente con los tres procesos gerenciales, con el propósito de cumplir objetivos predeterminados.

Sr: Alcalde, Para el trabajo en equipo, la comunicación interpersonal es esencial, y una clave para ello es procurar primero Comprender y luego ser Comprendido.

Lo que generalmente hacemos es escuchar no con la intención de comprender, sino de contestar, en cambio, cuando la comunicación es efectiva, uno habla y el otro escucha.

Cuando falla la comunicación, se pueden provocar grandes traumas sociales. Varias personas que dicen cosas erradas en momentos inadecuados.

La comunicación señor alcalde, he vital para la convivencia dentro del ayuntamiento, sin ella sería imposible el desarrollo, la civilización y la transformación de los trabajadores en el ayuntamiento.

Es importante porque a través de la misma se transmiten ideas, emociones y sentimientos, que nos pone en contacto con nuestros directores y sub directores para entendernos con facilidad y satisfacer las necesidades.  Se conocen problemas, dificultades y se evitan conflictos, se aclaran dudas, se reconocen méritos y las buenas amistades.

Sr: Alcalde, la comunicación entre el personal de cualquier ayuntamiento, pero, la efectividad de esta depende de los canales. Entre estos tenemos el canal formal y el informal.

El canal formal es aquel que viene dado por la misma estructura del ayuntamiento, es decir, siguiendo un orden jerárquico, por medio de instrucciones, cartas, memorándum, políticas y procedimientos.

El canal informal es aquel que se conoce como la red de rumores, comentarios o chismes. Tiene su origen en la interacción social de la gente en el trabajo y su deseo natural de comunicarse entre sí y de querer enterarse todo lo de la farándula, dentro y fuera del ayuntamiento.

Lo verdadero no es lo que el emisor dice, señor alcalde, sino lo que entiende el receptor, ya que, si se interpreta mal un mensaje, el culpable siempre será el emisor debido a que la comunicación correcta depende de él.

Recae principalmente en el gerente o administrador y directores siendo estos últimos el enlace directo entre los colaboradores y la administración.

Sr: Alcalde, debe tener claro el mensaje que quiere transmitir tiene que eliminar, tensiones que puedan afectar la mente de los trabajadores del ayuntamiento.

Debe ser lo más claro y preciso posible, debe ser pausado para que se capte bien la información libre de obstáculos y principalmente de ruidos.

El interés del receptor determinará la buena interpretación del mensaje, si hablamos de comunicación lo que hacemos son monólogos, mientras que el dialogo es de doble vía.

Sr: Alcalde, la oportunidad de conocer dos puntos de vista sin temor, se aclaran dudas, se permite hablar con sinceridad y comprensión, que no la hay en el ayuntamiento en estos momentos.

Cada una de las partes, que son directores y empleados, están interesada en lo que dice el otro, sin humillaciones, ni ridiculización alguna, ya que ambos están dispuestos a llegar a acuerdos de forma respetuosa y cordial, pues dependerá del carácter, la educación y el estado de ánimo del alcalde para un buen dialogo.

Por ultimo señor alcalde, para lograr una escucha activa, se deben considerar los siguientes aspectos:

  • No distraernos.
  • No interrumpir al que habla.
  • No juzgar.
  • No ofrecer ayuda o soluciones prematuras.
  • No rechazar lo que el otro esté sintiendo.
  • No contar la propia historia cuando el otro necesite hablarnos.
  • No contra argumentar.
  • Evitar el “síndrome del experto” dar inmediatamente respuestas al problema incluso antes de que la otra persona haya terminado de contar el problema.

El tema de la comunicación nunca debe ser pasado por alto, ya que impacta de manera relevante en el clima laboral y en la consecución de las metas y objetivos, mismos que a un ayuntamiento le proporcionan estabilidad y equilibrio.

Sr: Alcalde, un gerente es una persona, con plena capacidad jurídica, que dirige un ayuntamiento por cuenta y encargo del pueblo. En esa persona se le encomienda la labor de cuidar, supervisar, controlar, planificar, las personas que bajo su mando están. Un gerente comete la equivocación de oír, pero no siempre escuchar, lo que les dicen sus empleados. Desconocer que no siempre se tiene todas las respuestas. No aceptar la responsabilidad. Un error comúnmente realizado por el alcalde es o bien culpar a otro o simplemente no asumir la responsabilidad de aquello que ocurra bajo su potestad.

Favoritismo Una vez que un alcalde tiene su o sus favoritos, pierde credibilidad y el respeto del resto de los empleados.

Una equivocación más grave aún es el de anteponer una persona por favoritismo a expensas de perder la fidelidad de los empleados.

Anuncios